Para que sirven las sales de baño – Guía completa

sales de baño

Escasas cosas hay más relajantes que tomar un baño con toda la calma del mundo, dejando que el estrés acumulado se vaya por el desagüe mientras cerramos los ojos, rodeados por un momento de tranquilidad y relax, y nos permitamos el capricho de desconectar de todo sumergidos en el agua a la temperatura ideal.

Los baños relajantes tienden a ser una alternativa espectacular para bastantes personas que habitualmente sufren de estrés y cansancio acumulado, y que tienen que buscar un momento para parar y no caer en el desánimo total.

Varios elementos pueden contribuir para transformar un baño en un ambiente relajante; luces suaves, música tranquila y las sales de baño. Por eso hoy trataremos de explicarte para que sirven las sales de baño y cuales son todos sus beneficios.

¿Para qué sirven las sales de baño?

Las sales de baño son sustancias inorgánicas que se parecen mucho a la sal y por esta razón llevan ese nombre. Se utilizan normalmente para producir un efecto relajante sobre la piel junto con el agua del baño. Incluso, algunas sales de baño intentan imitar el beneficio de las aguas termales.

Suelen tener un olor muy característico que facilita la concentración, para dejar la mente en blanco y olvidarnos de todo. Sirven para mezclarse con el agua del baño, y son el aliado perfecto para baños relajantes. También, para muchas personas, es la alternativa ideal e irrenunciable para disfrutar de un rato de relax en la bañera.

Sensaciones y efectos de las sales de baño

Sensación de relax – La sal aumenta la densidad del agua, de este modo mejora el índice de flotación. Por eso, un baño de agua con sales reduce el cansancio general y proporciona una gran sensación de relajación.

Efecto detox – El agua caliente abrirá los poros de tu piel y las sales eliminarán las toxinas y metales llenándola de nutrientes. Además, el agua a alta temperatura ayuda a la circulación de la sangre.

Estos son algunos de los beneficios proporcionados por las sales de baño, pero a continuación detallaremos algunos más, que también son muy interesantes.

Beneficios de las sales en tu cuerpo

Los beneficios de las sales de baño son, desde tiempos remotos, conocidos para la curación y el tratamiento de diversas enfermedades, principalmente las relacionadas con los músculos y relacionadas con la piel y los huesos. Esto es debido a su alto contenido en minerales como; magnesio, calcio, hierro, cobre y zinc.

No existe una única sal de baño, aunque comúnmente se agrupan en función del efecto que produce. Podemos destacar las sales estimulantes, revitalizantes, purificantes y las relajantes. 

Entre los principales beneficios destaca el efecto calmante que produce. Además, las sales de baño también cuentan con efectos calmantes y energizantes. Las sales nutren la piel, relajan los músculos, desintoxican el cuerpo y la mente.

Es un excelente remedio contras las enfermedades articulares, aunque no sirva para curar, las sales de baño calman las molestias del reumático, o bien, las molestias de la inflamación.

Las sales de baño también tienen un poder antibacteriano. Este producto tiene un efecto de barrera contra los microbios, bacterias y su proliferación en nuestra piel. Por otro lado, tiene una acción desinfectante en los tejidos del cuerpo.  

Como ves, las propiedades de las sales de baño traspasan las fronteras de lo meramente superficial y juegan un papel fundamental en la salud.

Sales de baño relajantes

Una de las principales propiedades de las sales de baño son su función de proporcionar un baño relajante sobre la piel y el cuerpo. Ya sea por el aroma que los acompaña o bien por la propia fórmula que hace que nuestro cuerpo se sienta relajado.

Cuando el cuerpo entra en contacto con los minerales disueltos en el agua caliente, se relajará por completo y al mismo tiempo libera toxinas. La relajación muscular se acompaña con la propia relajación mental, un momento indiscutible cuando tomas un baño con sales, pero tiene en cuenta que estas sales deben de ser de buena calidad para producir el efecto deseado.

¿Cómo usarlas?

Después de conocer todos los benéficos y propiedades de las sales de baño, seguro deseas usarlas en tu próximo baño relajante. Pero, para usar las sales de baño, si en tu caso nunca has usado este producto, deberás saber como hacerlo. Así que, te vamos a proporcionar el paso a paso que hay que seguir para conseguir el baño relajante ideal usando este maravilloso producto.

  1. Lo primero que debes hacer es llenar la bañera con agua eligiendo una temperatura óptima. Lo ideal sería un baño caliente que ronde entre los 30 y los 37 grados centígrados. Se trata de la temperatura a la que suele estar el cuerpo y es la que suele ser más agradable.
  2. Llega el momento de coger las sales de baño y echarlas en el agua. Un par de puñados sería la cantidad idónea, aunque siempre hay que considerar el tamaño de la bañera.
  3. Ya puedes meterte en el agua para disfrutar de tu baño. Para que las sales hagan el efecto deseado, deberás estar sumergido/a un mínimo de 10 minutos. Este margen de tiempo es necesario si lo que esperas son resultados eficaces.

Cuando salgas del baño, recuerda tener una alfombra de baño, para evitar resbalones. Sin duda, una experiencia con sales de baño marcará un antes y un después en tus rutinas de aseo personal. Cada vez desearás emplear más las sales en tus baños relajantes. Te recomendamos comprar un carrito auxiliar de baño para poder dejar todas tus sales en un mismo lugar y tenerlas a mano.

Para conseguir las mejores sales de baño que proporcionen todos los beneficios mencionados anteriormente debes comprarlos en tiendas especializadas. Las sales de baño son fáciles de encontrar y existe una gran variedad de olores y propiedades. Las puedes encontrar en tiendas de cuidado de la piel o de cosméticas. Usar sales de baño, es un tratamiento que podemos llevar a cabo en casa y que nos ayudará no solo a relajarnos sino a conseguir que nuestra piel y nuestro cuerpo esté mucho mas hidratado, Obtendremos una piel mas suave y brillante con este tratamiento. Además, nos quitaremos de encima el estrés que podamos ir acumulando.

Disfruta de un baño relajante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.